Autoridades de la Facultad dieron bienvenida a 83 estudiantes de primer año de carrera de Trabajo Social UV.

20170307 100914 1

Se trata de 83 alumnos nuevos, que provienen de distintas comunas del interior y del litoral de la Quinta Región, además de otras ciudades y regiones del país.

 “Los felicito, pues a esta Escuela no ingresa el que quiere, sino quienes califican para entrar a estudiar a uno de los planteles más prestigiosos del país que imparte la carrera de Trabajo Social”, señaló el decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Valparaíso, Alberto Balbontín, a los nuevos estudiantes de primer año de la Escuela de Trabajo Social UV, quienes iniciaron sus actividades en esta unidad académica el martes 6 de marzo de 2017.

Se trata de 83 alumnos nuevos, que provienen de distintas comunas del interior y del litoral de la Quinta Región, además de otras ciudades y regiones del país.

La ceremonia principal de recepción y bienvenida se realizó en el Aula Mary Richmond y contempló la presentación de las autoridades del plantel: del decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, profesor Alberto Balbontín; de la secretaria de Facultad, profesora Marta Bustos y de la directora de la Escuela de Trabajo Social, doctora Elena Salum.

En la ocasión, el decano Balbontín reiteró a los estudiantes que ingresar a cursar esta carrera debería ser motivo de orgullo y satisfacción para ellos y sus familias, “ya que no es cualquier Escuela; tiene 72 años de historia y es la más antigua con rango universitario de Chile y de Latinoamérica”.

Sostuvo que la carrera de Trabajo Social “tiene una característica muy clara y para la cual se requiere una vocación muy loable, que es, más allá del compromiso académico, es el social, el servicio a las personas que necesitan más ayuda en la comunidad, a quienes van dirigidos todos sus esfuerzos”.

El decano manifestó que valoraba mucho a esta carrera, que tiene un sentido social tan marcado, “en la cual sus profesionales están abocados a mejorar las condiciones de vida de personas de escasos recursos, de gente con distintos tipos de dificultades de vida, con historias diferentes, de niños y ancianos vulnerables, etc. Y que siempre buscan superar las carencias que existen en un país poco desarrollado como el nuestro”.

“Realmente consagran sus vidas a este trabajo, que es un verdadero apostolado”, precisó la autoridad y agregó que “reconozco y admiro lo que identifica a esta profesión y el compromiso que hacen a partir desde su ingreso a la universidad. Ustedes son responsables ahora de sí mismos y los invito entonces a tomarse en serio la vida universitaria”.

Por su parte, la secretaria de Facultad y profesora de Trabajo Social, también dio la bienvenida y felicitó a los nuevos estudiantes, señalándoles que “hay dos momentos muy importantes de la vida universitaria, el ingreso y el egreso. El primero plasma el reconocimiento que tiene esta profesión en la sociedad e incentiva día a día a los profesores a hacer sus mejores esfuerzos para colaborar con la formación de los alumnos y el segundo, impacta directamente en el bienestar y desarrollo de la sociedad”.

Finalmente, la directora Elena Salum se dirigió a los alumnos nuevos y les dijo “son muy afortunados de haber sido seleccionados en esta Escuela, una de las mejores que imparte Trabajo Social en el país. Somos una universidad pública, que respeta la tolerancia y el pluralismo y aspiramos a formar profesionales que sean libres internamente en sus pensamientos”.

Agregó que “estamos en permanente búsqueda de convivencia armónica, en el marco de una democracia activa. Somos tres estamentos, académicos, funcionarios y estudiantes, que debemos estar preparados para adaptarnos a los complejos cambios del contexto educacional del país y desde ese punto de vista, nuestra universidad siempre respetará los valores de la tolerancia, el pluralismo, los derechos humanos y fundamentales. Somos una Escuela que intenta ser un referente nacional a internacional en cuanto su aporte al desarrollo social”.

Les señaló a los jóvenes que “esperamos que los próximos 5 años sean los mejores de su vida y que amen esta profesión y les encante hacer su trabajo”, agregando que la Escuela de Trabajo Social, junto a su rigor académico, se caracteriza “por ser acogedora y entretenida”.

 

facebook flickr twitter youtube

logo-red-escuelas-trabajo-social

Admisión 2014